El deporte, la carrera de fondo de la implicación laboral

Incentivar la actividad física estimula a los trabajadores para ser más proactivos y comprometidos

Hacer deporte fomenta la prductividad laboral

Men sana in corpore sano. La cita latina que resumía la fórmula del equilibrio personal perfecto es aplicable a la vida profesional. En España, poco a poco, las empresas se han dado cuenta de los beneficios que tienen si sus empleados practican deporte, y por ello algunas están incorporando distintos programas para fomentarlo. El resultado, trabajadores más comprometidos, estimulados y con mayor rendimiento. Un estudio de la Escuela de Salud Pública Johs Hopkins Bloomberg, por ejemplo, afirma que realizar una media de 75 minutos a la semana de ejercicio vigoroso reduce las cifras de absentismo laboral en 4,1 días al año. Según Forbes, la media del Retorno sobre la Inversión de los Programas de Deporte y Salud (ROI) es de 3:1.

Para que los empleados practiquen deporte, las empresas recurren a diferentes métodos. Uno de ellos es ponerse en manos de profesionales que realizan programas a medida de cada compañía. Un ejemplo es You First People, una nueva línea de negocio de la consultora You First Sports. «Los Programas de Deporte y Salud tienen un alto impacto en el liderazgo de las personas, favoreciendo la superación de muchas de las barreras que aparecen en su trayectoria profesional», comenta Belén Izquierdo, directora de You First People. Con una larga experiencia en el mundo de los RR.HH., Belén comenzó hace dos años a correr y es ahora una gran triatleta que se ha clasificado en dos ocasiones para los Mundiales Ironman 70.3. Asegura que «el deporte saca al mejor profesional de cada persona».

Fijándose en los muchos proyectos que ya existen en EE.UU., Belén ha diseñado un programa en el que se engloba deporte, salud, nutrición y liderazgo. «Todo ello acorde con los valores de la compañía y en donde todos los empleados encuentren su lugar». Se apoya en una plataforma digital para conseguir mejores resultados. «Es la base para empezar a trabajar y a partir de ahí es tan variable como lo necesite el cliente». Belén destaca que acciones como los entrenamientos grupales entre empleados «tienen muy buena acogida».

Gimnasio corporativo

Las empresas pueden también adherirse a redes como la de Gympass, líder global en wellness corporativo. En este caso subvencionan una parte de la cuota mensual del gimnasio, que puede llegar a cubrir hasta el 80%. Según destaca Gympass, algunas de las ventajas de las empresas saludables que ofrecen a sus empleados este tipo de programas son «menos absentismo laboral, trabajadores más sanos, proactivos y motivados, empresas más atractivas para nuevos talentos y un entorno laboral más colaborativo».

Mapfre, por ejemplo, es una de las empresas españolas que promociona la actividad física con sus trabajadores. En el año 2016, se desarrollaron 430 actividades relacionadas con el deporte en las que participaron cerca de 50.000 personas entre empleados y familias. Tal y como explica a ABC Eva María Rodríguez Henríquez, subdirectora de Salud y Bienestar de Mapfre, la compañía cuenta en sus instalaciones de Majadahonda «con un gimnasio a disposición de todos los empleados de manera gratuita en horario de lunes a viernes de 06:30 a 08:00 horas de la mañana y de 14:00 a 21:00 horas de la tarde, que en 2016 registró 19.202 horas de actividad». También pone a disposición de los empleados de manera gratuita una pista de squash y se organiza periódicamente competiciones deportivas como carreras, torneos de fútbol, tenis o pádel.

Avis y Lafarge Holcim son clientes de la plataforma de Gympass. Desde el departamento de RR.HH de Avis explican a Empresa que se han adherido a esta iniciativa el 15% de la plantilla sobre un total de 600 trabajadores, si bien, «continuamos trabajando con el fin de lograr un mínimo de un 20% para este primer año». Quieren incrementar el nivel de compromiso de los empleados y fomentar la creación de una cultura de hábitos saludables entre los trabajadores.

En el caso de Lafarge Holcim, que se adhirió al programa el mes pasado, ya han conseguido que el 10% de la plantilla se sume al mismo. Desde la empresa señalan que esta iniciativa «supone el transmitir los valores del deporte al ámbito empresarial, tales como esfuerzo, la constancia, el logro de objetivos, el trabajo en equipo, la colaboración…, y todo ello redunda en equipos más eficientes, más ágiles, más colaborativos y más motivados, lo que tiene un impacto directo en los resultados económicos de la compañía haciéndola más sostenible, innovadora y rentable».

Anuncis

Promoción de la Actividad Física y la Salud en el Envejecimiento

Programa desarrollado por EuropeActive.

Promoción de la Actividad Física y la Salud en el Envejecimiento

El Programa de Promoción de la Actividad Física y la Salud en el Envejecimiento, desarrollado por EuropeActive, ha sido valorado como un éxito por el grupo de expertos de Erasmus +, adscrito a la Dirección General de Educación, Juventud, Deporte y Cultura de la Comisión Europea. Munideporte ofrece la Guía de Buenas Prácticas de este proyecto (abajo anotamos el acceso).

Se ha enfocado en un programa de ejercicios estructurado de seis semanas para alentar a los adultos mayores inactivos a adoptar un estilo de vida saludable y activo e incluyeron un alto nivel de sesiones de entrenamiento totalmente supervisadas por personal de acondicionamiento físico. El contenido y la intensidad de los programas de capacitación se incrementaron suavemente durante el período de entrenamiento. De las 669 personas que participaron en los ensayos, el 89% completó el programa.

Un subgrupo de 208 participantes (121 mujeres y 87 hombres) fue sometido a un seguimiento usando las llaves MyWellness® y tuvieron sus datos de ejercicio guardados en la plataforma web MyWellness® de Technogym. Uno de los principales objetivos del proyecto era conseguir que el 20% de las personas siguiera ejercitándose en beneficio de su salud tres meses después de completar sus sesiones de prueba. Los resultados procedentes del grupo de actividad rastreada fueron especialmente notables con una tasa de adherencia del 78%, en comparación con el 62% del resto de sujetos analizados.
Cliff Collins, director del programa para EuropeActive, indicó que “encontramos algunos datos muy significativos que corroboran la importancia de guiar y motivar a las personas a ejercitarse de manera planificada, pues cuando notan los resultados positivos ellos mismos se motivarán para continuar”.
Después de tres meses, los participantes se habían movido de media unos 35 minutos a intensidad moderada y vigorosa y hasta siete minutos a alta intensidad, sumando 42 minutos de actividad diaria. Estos valores superan con creces las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud de ser consideradas moderadamente activas (150 minutos/semana, lo que corresponde a unos 21 minutos/día).
El proyecto fue desarrollado en Dinamarca, Finlandia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Portugal y el Reino Unido. La investigación fue supervisada por el Profesor Alfonso Jiménez y apoyada por la plataforma MyWellness® de Technogym. Se ha publicado también una Guía de Buenas Prácticas con recomendaciones para mejorar la salud a través del deporte.
Esta iniciativa fue evaluada como un éxito por un grupo de expertos de la Dirección General de Educación, Juventud, Deporte y Cultura de la Comisión Europea. Sólo uno de los 15 seleccionados de 237 proyectos Erasmus+ reciben este estatus especial.
Desde Munideporte.com ofrecen acceso a la Guia de buenas prácticas (en inglés)
 

Más actividad física en preescolar mejora la memoria de trabajo en la ESO

Niñas y niños durante un curso de natación en el complejo deportivo Rambla del Celler de Sant Cugat

La memoria de trabajo, esa función que permite retener en la cabeza durante un tiempo corto diversos datos para resolver un ­problema, o para manipular diferentes informaciones y llegar a una conclusión, una capacidad fundamental en el aprendizaje, mejora significativamente en los adolescentes que fueron activos físicamente cuando estaban en preescolar.

Es la principal conclusión de un estudio publicado en The Journal of Pediatrics y que ha sido llevado a cabo por investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), que impulsa la Obra Social La Caixa. Han participado en la investigación 1.400 escolares de Menorca, Sabadell, Gipuzkoa y València, por lo que los resultados, creen los investigadores, son realmente extrapolables a cualquier zona de España.

El estudio se inserta dentro del proyecto INMA (Infancia y Medio Ambiente), en el que se sigue a más de 4.000 niños desde el embarazo y en los que, cada dos años, se evalúan diferentes aspectos de salud, estilo de vida, exposición a contaminantes, análisis de sangre y de cabello… Esta vez se había pedido a las familias que explicaran cuánto tiempo dedicaban al día sus hijos a los 6 años (a los 4 en el caso de Menorca) a actividad física extraescolar. Y a los 14 años (a los 7 en el caso de Menorca) se convocó a los mismos niños y se les pasó un test que mide la memoria de trabajo y que se puede hacer en la pantalla, comprobando así la rapidez en la de respuesta. Los niños tenían que pulsar una tecla cuando se repitiera el penúltimo número. “Es una prueba sencilla pero muy eficaz para medir esa capacidad de recordar durante un tiempo un estímulo y había una diferencia significativa en la mitad de niños y niñas que habían tenido más actividad física a los 6 años”, explica la investigadora principal del estudio, la psicóloga y doctora en Biomedicina del ISGlobal Mònica López-Vicente. Las diferencias son importantes a medida que crecen, más a los 14 años que a los 7.

“Esa relación positiva entre actividad física y mejor actividad cerebral ya es conocida, pero al hacer un estudio longitudinal podemos saber que hay una relación causal, que más actividad física en la infancia tiene un impacto positivo en la capacidad de aprendizaje de los adolescentes y eso supone que promoverla en edades preescolares influirá en la salud pública”, reflexiona la inves­tigadora.

Ninguno de los resultados, positivos o negativos, tiene valor individualmente. “Nadie diagnosticaría por estas pruebas que ese niño en concreto tiene un problema de algún tipo”, señala otro de los participantes en el estudio, Joan Forns. Lo importante del hallazgo es que demuestra que ese factor estudiado influye en el desarrollo cognitivo en edades posteriores.

Una parte complicada del estudio era que las familias midieran la actividad física de pequeños que no están apuntados aún a ningún deporte u otra actividad organizada. Prácticamente se referían al conjunto de su tiempo libre en el parque. Pero por término medio los preescolares pasaban dos horas a la semana activos físicamente, al margen de la escuela. Los que estaban por debajo de esa mediana tuvieron peores resultados en su prueba de memoria de trabajo.

Entre niños y niñas hay diferencias: pasan más tiempo activos los niños. También ven más televisión, pero según el estudio de ISGlobal esa circunstancia no influyó en los test de memoria de trabajo que hicieron años después. Sí se ha podido ver una relación negativa, una memoria más pobre, entre los niños varones más sedentarios. “No sabemos cómo explicar esa diferencia entre niños y niñas. Puede que las actividades sedentarias de los niños sean más homogéneas y las de las niñas más diversas, o que haya actividades sedentarias que jueguen a favor de la memoria de trabajo”, indica López-Vicente. Lo que es seguro es que una mayor actividad física extraescolar a los 6 años tiene un impacto positivo en el rendimiento intelectual de los adolescentes.

El Ministeri d’Educació, Cultura i Esports ens ha concedit la Distinció de Qualitat “Segell Vida Saludable”!!

Volem informar-vos que gràcies a la tasca que fa el nostre centre l’IES Algarb des de fa ja uns quants cursos, i des dels diferentes Departaments implicats en la Comissió de Promoció de la Salut, el nostre projecte ha estat valorat positivament per comptar amb la Distinció de Qualitat “Segell Vida Saludable” des del Ministeri d’Educaió, Cultura i Esports.

Resolución de 8 de junio de 2017, de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, por la que se concede el distintivo de calidad «Sello Vida Saludable».

Distinció Qualitat Segell Centre Saludable IES ALGARB

Hacer deporte te convierte en un mejor trabajador

1366_2000

Sabemos que el ejercicio físico en general tiene numerosos beneficios para nuestro organismo: mejora la circulación, mejora el funcionamiento de nuestro sistema inmune, la salud de nuestros huesos y hasta puede mejorar nuestro humor. No solo eso, sino que también puede tener beneficios a nivel laboral: ¿sabías que el ejercicio físico puede hacerte un mejor trabajador?

Muchos lo saben, incluso las empresas, por eso son cada día más las compañías que dan valor a la actividad física de sus empleados creando, por ejemplo, programas de incentivos, incluyendo actividades deportivas en la oferta para sus empleados o facilitando el acceso de estos al deporte dentro y fuera de la empresa (Google y Facebook, por ejemplo, cuentan con gimnasios para los empleados en sus instalaciones). Así es como el deporte te beneficia en el aspecto laboral.

Diferentes estudios como este de la Universidad Metropolitana de Leeds nos hablan de los beneficios entre los trabajadores que hacían deporte en la empresa de forma regular. Los resultados nos hablan de una mejora en el estado de ánimo de los trabajadores relacionada con el ejercicio físico, que además se ve reflejada en un aumento de rendimiento en su trabajo.

El ejercicio físico diario beneficia tanto al trabajador, que evita el estrés laboral, como al empresario, que cuenta con trabajadores más productivos

El ejercicio físico ha demostrado tener efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo y sobre el rendimiento cognitivo de los trabajadores. Unos 200 minutos de ejercicio por semana (alrededor de media hora de ejercicio diario) puede ayudar a los trabajadores a sufrir menos estrés (y a reducir los niveles de angustia y agresividad ligados a él) y a mejorar la concentración, la eficiencia y la efectividad en el trabajo.

El ejercicio físico no solo reporta beneficios para los trabajadores, sino también para los empresarios; razón de más para que desde los despachos de dirección se fomente la actividad física en la empresa. El estrés laboral al que nos vemos sometidos supone grandes gastos para las empresas, algo que se puede evitar fomentando la actividad física diaria. Además, unos trabajadores más productivos siempre son más valiosos para la empresa.

Imagen | iStock
En Vitónica | Los artículos que necesitas leer si trabajas sentado 8 horas diaras
En Vitónica | Si trabajas ocho horas sentado, esto es lo mínimo que debes hacer para cuidar tu salud
En Vitónica | ¿Quieres ser buen empresario? Correr puede ayudarte a lograrlo

El Plato para Comer Saludable: “El Healthy Eating Plate de Harvard”

Spanish Healthy Eating Plate

El Plato para Comer Saludable, creado por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard y los editores en Publicaciones de Salud de Harvard, es una guía para crear comidas saludables y balanceadas – ya sean servidas en un plato o empacadas para llevar en la merienda o almuerzo. Coloque una copia en su refrigerador/nevera para que recuerde a diario preparar comidas saludables y balanceadas.

  • Haga que la mayoría de sus comidas sean vegetales y frutas – ½ de su plato:

Intente incorporar color y variedad, y recuerde que las patatas (papas) no cuentan como un vegetal en El Plato para Comer Saludable por su efecto negativo en la azúcar en la sangre.

  • Escoja granos integrales – ¼ de su plato:

Granos integrales e intactos – trigo integral, cebada, granos de trigo, quínoa, avena, arroz integral, y las comidas preparadas con estos ingredientes como pasta de trigo integral – tienen un efecto más moderado en la azúcar en la sangre y la insulina que el pan blanco, arroz blanco, y otros granos refinados.

  • El valor de la proteína – ¼ de su plato:

Pescado, pollo, legumbres (habichuelas/leguminosas/frijoles), y nueces son fuentes de proteínas saludables y versátiles – pueden ser mezcladas en ensaladas, y combinan bien con vegetales en un plato. Limite las carnes rojas, y evite carnes procesadas como tocineta (“bacon”) y embuditos (salchichas).

  • Aceites de plantas saludables – en moderación:

Escoja aceites vegetales saludables como oliva, canola, soya, maíz, girasol, maní (cacahuate), u otros, y evite los aceites parcialmente hidrogenados, los cuales contienen las grasas trans no saludables. Recuerde que “bajo en grasa” no significa “saludable”.

  • Tome agua, café, o té:

Omita las bebidas azucaradas, limite la leche y productos lácteos a una o dos porciones al día, y limite el jugo (zumo) a un vaso pequeño al día.

  • Manténganse activo:

La figura roja corriendo sobre el mantel de El Plato para Comer Saludable es un recordatorio de que mantenerse activo también es importante en el control de peso.

El mensaje principal de El Plato para Comer Saludable es enfocarse en la calidad de la dieta.

  • El tipo de carbohidratos en la dieta es más importante que la cantidad de carbohidratos en la dieta, porque algunas fuentes de carbohidratos – como los vegetales (otros que no sean patatas/papas), frutas, granos integrales, y legumbres (habichuelas/leguminosas/frijoles) – son más saludables que otros.
  • El Plato para Comer Saludable también aconseja a los consumidores a evitar las bebidas azucaradas, una fuente principal de calorías – usualmente con poco valor nutricional.
  • El Plato para Comer Saludable anima a los consumidores a usar aceites saludables, y no establece un máximo en el porciento de calorías de fuentes saludables de grasa que las personas deben obtener cada día.

 

“Derechos de autor © 2011 Universidad de Harvard. Para más información sobre El Plato para Comer Saludable, por favor visite la Fuente de Nutrición, Departamento de Nutrición, Escuela de Salud Pública de Harvard, http://www.thenutritionsource.org y Publicaciones de Salud de Harvard, health.harvard.edu.”

El exceso de peso de los niños no preocupa lo suficiente a los padres

Nestlé ha publicado los primeros resultados del IV Observatorio sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias. El 82% de los padres creen que sus hijos tienen un peso normal, cuando el porcentaje es de solo el 62%.
El exceso de peso de los niños no preocupa lo suficiente a los padres

El estudio, realizado por la firma de investigación de mercados IPSOS, ha querido profundizar en la falta de concienciación sobre el problema de la obesidad infantil en España. La mayoría de padres de niños con sobrepeso no son conscientes del problema y los que lo son lo perciben únicamente como una situación pasajera. Los datos reflejan que uno de cada tres padres, aún siendo conscientes del sobrepeso de sus hijos, declara que éste le inquieta “poco o nada”. Actualmente, el 30% de los menores españoles presenta esta enfermedad.
Rafael Casas, psiquiatra y experto en promoción de hábitos de salud y en obesidad infantil, aseguró que “en las familias hay todavía una insuficiente concienciación y una escasa percepción de la gravedad que puede llegar a tener la obesidad infantil. Para prevenirla eficazmente, se requiere aumentar esta conciencia y, a su vez, aportar herramientas e información a las familias para conseguir una alimentación y un estilo de vida más saludables para sus hijos”. Explicó también que “existen motivos y datos suficientes para constatar la dejadez acerca de este tema en un importante porcentaje de padres que, bien no son conscientes del problema, bien lo perciben como una situación pasajera”.
El 82% de los encuestados (de 1.078 entrevistados vía online) creen que sus hijos tienen un peso normal cuando la realidad dista bastante de su percepción. El 12% padece obesidad, mientras que un 18% tiene sobrepeso. Incluso entre el 27% de padres cuyos chicos tienen exceso de peso y que sí reconocen el problema falta concienciación. No consideran que haya que tomar medidas para remediarlo.
Los datos del Observatorio Nestlé revelaron que existe nerviosismo en el caso contrario. Lo que inquieta a más del 50% de los padres de niños con exceso de grasa corporal es que sus hijos coman menos de lo que necesitan.
Anabel Aragón, responsable de Nutrición de Nestlé España, consideró que “a pesar de que los padres tienen cada vez más fácil el acceso a todos aquellos temas relacionados con la nutrición y que nunca como hasta ahora ha habido tanta información sobre qué alimentos y cuánto deben comer los más pequeños de la casa, todavía es una asignatura pendiente acercar las recomendaciones de los expertos a la realidad cotidiana y al contexto social actual de las familias”.
La especialista en nutrición apuntó a una labor colectiva y a gran escala: “Entre todos (industria alimentaria, instituciones públicas y privadas, profesionales de la salud, etc.) debemos ser capaces de conseguir que resulte sencillo aplicar las recomendaciones nutricionales e incorporar a la rutina diaria los hábitos saludables a la hora de comer”.
Los siete años suponen un gran umbral en el que la obesidad infantil se dispara. Según el trabajo, el 28% de niños con este problema en la franja de los tres y seis años se eleva hasta el 34% cuando sobrepasan esa edad. Rafael Casas considera que el grado de autonomía con el que los jóvenes empiezan a desmarcarse de los hábitos alimentarios impuestos por sus progenitores es un factor determinante. Como ejemplo, el experto explicó que “muchos niños poseen cierta capacidad adquisitiva para comprar chucherías, pasan demasiado tiempo delante de la televisión y manejando dispositivos electrónicos, se entretienen con juegos sedentarios e incluso, en muchos casos, son los niños quienes mandan en su alimentación y eligen lo que desean para comer, probablemente platos muy calóricos en lugar de recetas saludables”.
A partir de los siete años, muchos de ellos sacrifican dos de las cinco comidas recomendadas (la de media mañana y la merienda). Solo el 37% de los niños de entre diez y doce años cumple esta dieta aconsejada cada día. Los propios padres admiten que la situación empeora cuando sus hijos se hacen mayores. El 10% de ellos, con niños entre tres y seis años, acepta esta realidad, dato que contrasta con el 20% de progenitores de chicos de entre diez y 12 años que advierten el problema.
Respecto a las diferencias por sexo, éstas no son especialmente llamativas, pero existen, ya que el 65% de las niñas tiene un peso normal frente al 59% de los niños.
Los menores comen mucha menos fruta y verdura de lo aconsejable y más del doble de la cantidad asumible de hidratos de carbono. Mientras un 69% de padres aseguran conocer la proporción de fruta que deben ofrecer a sus pequeños (tres raciones), únicamente un 17% cumple con ello. Los resultados muestran cómo los niños toman un 42% de verduras menos de lo recomendado. Si bien es cierto que un 66% de padres admite conocer qué cantidad deben darles, apenas un 54% de progenitores ponen verdura en el plato dos veces al día, tal y como aconsejan los nutricionistas. Nada que ver con los excesos de macarrones, espaguetis y tallarines que abundan en las comidas y cenas españolas. El consumo desorbitado de hidratos de carbono entre los más jóvenes, que supone un 56% de sus platos, muestra una realidad muy alejada de un modelo saludable.